domingo, 21 de febrero de 2010

THE LAST WALTZ

El día 25 de noviembre de 1976 a las nueve en punto de la noche, hacían acto de presencia en el escenario del Winterland Ballroom de San Francisco, Rick Danko, Levon Helm, Garth Hudson, Richard Manuel y Robbie Robertson. El objetivo, grabar la última actuación de una de las bandas, al menos a mi entender, más grandes que ha parido el universo rock & roll, estamos hablando de The Band.

Y sí, la verdad es que podrían haber subido a las tablas del Winterland y grabar el mejor concierto de la historia, el problema es que ese disco ya existía, se había lanzado al mercado cuatro años antes, se titulaba "Rock Of Ages" y lo habían grabado ellos mismos. Repetirse no era una de las cualidades de estos canadienses, por lo que su último show tenía que ser algo más que un simple concierto de rock & roll. Tenía que ser... EL CONCIERTO.


Luces, cámara y acción. "Theme From The Last Waltz" abre el concierto con un Robertson tocando el harp-guitar, Helm a la mandolina, Manuel al dobro, Danko al bajo alto eléctrico y Hudson al órgano de tubos, acompañados de una sección de vientos donde John Simon (Simon & Garfunkel, Blood Sweat & Tears...) y Allen Toussaint entre otros dirigen y arreglan. Y tras esta apertura comienza el verdadero festival.

"Up On Cripple Creek", "The Shape I´m In", "It Makes No Difference", "Rag Mama Rag", "Stage Fight"... y así hasta once trallazos.




Y tras esto... el éxtasis. Los chicos decidieron que la banda sonora del concierto no sólo se iba a basar en la música de The Band, sino que iba a ser un repaso a la historia del rock y que mejor para el mismo que contar con sus protagonistas, los canadienses invitaron a algunos de ellos para compartir escenario e interpretar esos temas.

Ronnie Hawkins pone su voz en el tema de Bo Didley "Who Do You Love?". Dr. John interpreta al piano su composición "Such A Night" para más tarde acompañar a la guitarra al cantante de Louisiana Bobby Charles en "Down South In New Orleans".

La sección más bluessy del concierto tiene como protagonistas a genios de la talla de Eric Clapton, que se luce en "Further On Up The Road", Paul Butterfield que se desata con su armónica en "Mistery Train" o al maestro entre los maestros Muddy Waters que sencillamente me pone los pelos de punta en "Caldonia" y "Mannish Boy".




Neil Diamond también fue invitado, y eso a pesar de que varios componentes del grupo no estaban muy por la labor, pero las cosas como son, el bueno de Neil borda "Dry Your Eyes". Neil Young interpreta "Four Strong Winds" de Ian Tyson y la sensacional "Helpless" con la ayuda a los coros de Joni Mitchell. Esta última tiene un papel importante en el show ya que también hace "Shadows and Lights", "Furry Sings The Blues" y "Coyote" esta última con la ayuda a las congas del Dr. John. Van Morrison emociona en su revisión a duo con Richard Manuel de "Tura Lura Lural (That´s An Irish Lullaby)" y se desata y de que forma en "Caravan", Morrison en estado puro y los miembros de The Band como si de la Caledonia Soul Orquestra se tratara.




Antes de que el grupo volvieran a interpretar una serie de temas, entre los que destacan "Genetic Method/Chest Fever", Mitchell, Young y The Band se divierten con "Acadian Driftwood". Para continuar con lo que las cinco mil personas que abarrotaban el palacio esperaban, al genio de Duluth, el señor Bob Dylan. "Baby Let Me Follow You Down" del Reverendo Gary Davis, "Hazel", "I Don´t Believe You (She Acts Like We Never Have Met)", "Forever Young", "Baby Let Me Follow You Down (Reprise)" y "I Shall Be Released" con todos los invitados encima del escenario más el refuerzo de Ron Wood y Ringo Starr. Si tuviera que elegir un momento musical que vivir in situ, no habría duda, este "I Shall Be Released" sería mi elección.




Y bueno, en principio aquí se daba por terminado este maravilloso espectáculo, pero el público completamente extasiado (yo también lo habría estado) quería más, y en una noche como esta todo era posible.

Salieron The Band y a estos les acompañaron diferentes músicos para hacer varias improvisaciones. Y es allí, en una de estas, "Jam#2", donde mi texano favorito hace acto de presencia. En principio Stephen Stills debería haber participado en la gran fiesta, pero debido a una serie de contratiempos el guitarrista americano no consiguió llegar a la cita a la hora fijada. Aun así su guitarra se puede escuchar y es quizás la primera persona que promovió el "air-guitar", qué no se lo creen, miren, miren...




Finalmente a eso de las 2:15 de la madrugada los cinco chicos tocaban por "última" vez interpretando el tema de Marvin Gaye "Baby Don´t You Do It".

Artista: The Band.
Álbum: The Last Waltz / The Last Waltz (Rhino Box Set).
Año: 1978/ 2002.
Discográfica: Warner Bros/ Rhino.
Puesto en lista: 16/-

8 comentarios:

Víctor Hugo. dijo...

Sin lugar a dudas, la mejor película sobre una banda de música y sobre el Rock en definitiva.

David dijo...

Estupendo post, pero en una primera y rápida lectura me parece creer que no has mencionado que fue una peli también, ¿no?
No sé por qué algunos no estaban por la labor con el otro Neil, porque francamente, algunos temas de sus primeros discos son francamente geniales. Además, ¿no le produjo un disco Robbie?
En fin...
Gran concierto. Salía Ringo, ¿cómo no iba a serlo? (ja,ja).
En serio. Una peli muy maja. La he visto unas cuantas veces. Tal vez sea la mejor película sobre una banda de música (sobre The band, sí, desde luego) como dice Víctor Hugo, pero mi favorita es otra, aunque dejémoslo estar (ja,ja).
Un abrazo.

johnphillips1981 dijo...

VÍCTOR HUGO firmo cada una de tus palabras.

DAVID no he querido tratar el post ni como película ni como disco, simplemente como un concierto. De la otra manera no acabaría nunca, demasiadas cosas que contar.A mí también me gusta Diamond. Por cierto me gustaría saber que película de The Beatles crees que es superior a esta.
Un abrazo.

David dijo...

Vale. Voy a tirar piedras contra mi tejado... A mí, las películas de los Beatles (excepto una... y media)...no me gustan.
A hard's day nigth me parece que está muy "enmarcada" en su época, los toques cómicos no me hacen tanta gracia, las canciones son playback, y a pesar de lo que decían las críticas en su reestreno de hace unos años... ha "perdido" mucho con los años. Lo mismo pasará con Help y Magical: La de el submarion la he visto dos veces, una en el cine (lealtad). Si no es por la música.
Pero.. Si hay una película que no me canso de ver, ésa es Let it be. Que como película de rock es bastante peor que la de Scorsese, no lo dudes (pero vamos, si en el solo de Get back no cogen a John, señooor!).. Pero, no me digas por qué (ja,ja, ja), la he visto bastantes veces más que ésta y también la disfruto mucho más... Lo cual no quiere decir que sea mejor o superior.
Otro abrazo.
PD: No me saquéis nunca este comentario en público, porque negaré haberlo escrito yo.

TSI-NA-PAH dijo...

De rodillas y calladitos delante de tal Magnus Opus.
Por cierto a Neil tuvieron que borrar las curiosas marcas blancas en la entrada de sus fosas nasales, Scorcese installo una imensa mesa de espejo en el backstage repleta de Coca, y alli se pusieron todos finos.
Un abrazo

Joserra Rodrigo dijo...

The Last Waltz es la peli de nuestro rollo!

paulamule dijo...

recuerdo este disco como uno de los primeros que entró en mi casa hace siendo una cría y siempre le tuve un cariño especial. Por cierto, hace tanto que no lo escucho que ya casi lo tengo olvidado aunque parezca imposible que alguien se pueda llegar al olvidar de una obra semajante.
Salud.

antonilópez dijo...

Un discazo!! como no, la peli del concierto es fabulosa. Un gran Post amigo, te has ganado un abrazo.